La ruta de la honestidad

La ruta de la honestidad

La generación que nos gobierna —a pesar de su autoproclamada superioridad moral— dio un claro ejemplo de carecer de esa fibra el 2019 al propiciar “saltarse los torniquetes” del Metro. ¿Qué fue eso sino una flagrante evasión del pago de un servicio público? Pero aprovecharse de un cargo para defraudar recursos fiscales o de la posición que se ocupa para influir en decisiones, o confabularse con el competidor para repartirse el mercado, es solo parte del problema.

Leer más