La importancia de los archivos y nuestra historia

En un nuevo Día Internacional de los Archivos, te compartimos las apariciones en Revista Realidad, alusivas al Archivo Jaime Guzmán.

Te invitamos a conocer al senador Jaime Guzmán Errázuriz -en sus distintas facetas- a través de los documentos disponibles en www.archivojaimeguzman.cl

Conociendo al Guzmán humano y político

Abril, 2020

El Archivo Jaime Guzmán ―tanto físico como digital― resguarda la producción documental del exsenador y fundador del gremialismo. Se han dispuesto a la ciudadanía, estructurado bajo los quehaceres de Guzmán, los fondos con contenido que refleja la evolución intelectual desde sus primeras ideas como estudiante del colegio de los Sagrados Corazones, hasta la consolidación política en su actuar como senador de la República, destacando manuscritos y discursos, así como columnas y entrevistas que permiten seguir la huella del legado del fundador de la UDI.

Esta apertura digital, para que todos puedan acceder al archivo del exparlamentario, tiene como intención contribuir «a la comprensión de su proyecto humano y social, e impulse a la investigación de nuevas generaciones para informar fidedignamente los fundamentos de su obra pública que le valieron convertirse en un ejemplo de servidor público», según señala Jorge Jaraquemada, director ejecutivo de la FJG.

 

La importancia de nuestra historia

Agosto, 2020

Una revisión biográfica es un reto en que los archivos personales pueden ayudar, por este motivo es que, en el Día Internacional de los Archivos 2020 (que se conmemora cada 9 de junio), la FJG a través del depósito del exsenador, liberó un conjunto de 7 documentos escritos que interpretan varios momentos de la vida y obra de Jaime Guzmán.

Se invita así a recorrer los apasionados escritos colegiales de Jaime en su discurso de despedida del liceo; revisar su vínculo con el Movimiento Gremial a través del discurso en conmemoración de los 20 años de su fundación en 1967; su trabajo en la arquitectura de la nueva institucionalidad chilena en la Constitución de 1980 a través de sus fundamentaciones en prensa; conocer su rol de comunicador, no solo como columnista, sino que como entrevistador en la histórica visita del economista Friedrich von Hayek; acercarse a los principios que inspiran a la Unión Demócrata Independiente (UDI), así como su última intervención como senador del mismo partido (el recordado “voto que no”).

Finalmente, su última columna publicada en medios, llena de la espiritualidad siempre reconocida en Guzmán, con reflexiones propias a la cercanía a la Pascua de Resurrección en que ocurrió su lamentable asesinato.

Jaime Guzmán, el político 

Diciembre, 2020

Los esfuerzos por recuperar la figura de Jaime Guzmán han sido muchas y muy variadas, y es que es un personaje ineludible para la historia reciente de nuestro país. Se le ha estudiado desde su íntima relación con la fe hasta la más pública disputa política, se le ha revisado en su vida, en su intelectualidad y, claro está, en su muerte y su legado. De los más variados puntos de vista, hay un punto en común en los autores que se han aventurado a escribir sobre Guzmán, y es que más que un intelectual, Jaime era un hombre de acción.

Desde que inició tempranamente su vida pública, Jaime Guzmán no paró de dar sus opiniones en cualquier espacio, crear proyectos desde revistas hasta movimientos políticos, de participar junto a otros influyentes personeros de la época en todo lo necesario para salvaguardar esa esquiva libertad que Chile empezaba a recuperar. Se atrevió a disputarle cada espacio a los extremistas, trabajando en las poblaciones y demostrando una verdadera vocación por el servicio. Y si bien fue reacio a ocupar espacios en la primera línea política, sintió el llamado a dar la batalla desde el Congreso Nacional desde donde defendió en su icónico estilo las ideas hasta su asesinato en 1991.

La muerte según Jaime Guzmán

Abril, 2021

El profundo catolicismo de Jaime Guzmán le entregaba una mirada respetuosa, pero muy optimista, de la muerte. Varias veces planteó que, incluso, la pena de muerte puede provocar un arrepentimiento tal que propiciaría a esa alma la redención en la vida eterna.

Sobre la muerte de amigos y cercanos, Guzmán se refirió varias veces en prensa. Le dedicó palabras a Jaime Eyzaguirre, a Miguel Kast, a Simón Yévenes y hasta a don Jorge Alessandri, descrito “como un padre”. En todas esas instancias concluía lo mismo: “Morir no es un sórdido final del cual haya que arrancar con angustia o cobardía. Entraña una transformación que nos permite contemplar a Dios, cara a cara. Y disfrutar de esa inefable maravilla para siempre”. (La realidad que se elude, 1984)